Elegir un buen colegio…

Publicado el 01/02/2016 | 0 comentarios

Elegir un buen colegio…

Tienen solo dos añitos y ya nos enfrentamos a una de las decisiones más difíciles: elegir cole. Esta ansiedad se suma al estrés de buscar, comparar, sopesar… sobre todo cuando las opciones son muchas, como ocurren en una ciudad grande, nos sobrepasan y no sabemos por dónde empezar.

Muchas veces los padres nos preguntáis cuáles son los criterios para elegir el mejor centro educativo. La respuesta es: depende de los que los padres buscan para sus hijos. En ese sentido no hay un mejor colegio, sino el más afín a nuestros intereses y valores Queremos ofrecemos algunas pautas generales para que vuestra decisión se adecue lo más posible a vuestros criterios.

Lo que sí sabemos es que la educación es fundamental para nuestros hijos y que lo que aprendan hoy en las aulas les servirá de base para desenvolverse el día de mañana. Por si fuera poco, ¡se trata de elegir un lugar donde van a pasar casi más horas que en nuestra propia cas

Familiares, amigos, vecinos…un sinfín de fuentes de información nos rodean y todos parecen encantados de contarnos su experiencia con tal o cual colegio. Aprovechémoslo, puede ser una buena manera de saber de primera mano qué nos podemos encontrar. Y es que, por lo general, lo que nos cuentan son vivencias personales que han tenido con sus hijos en esos coles, una información muy valiosa que el propio centro no puede ofrecernos.

Fijar las prioridades

Todos los colegios tienen cosas buenas y cosas menos buenas. incluso el que más te gusta, probablemente tendrá un pero. Se trata entonces, de encontrar el que más requisitos cumple según tus prioridades y aquel cuyas pegas sean más llevaderas. No olvidéis que sois vosotros quienes debéis decidir a qué factores le dais más importancia y estableces un orden de prioridades, según vuestra necesidades y vuestra situación. eso os ayudará mucho a descartar y acotar el campo de búsqueda.

Puntos que os pueden servir de guía a la hora de buscar y encontrar la escuela:

Principalmente un factor determinante y en muchos casos excluyente será el precio. Enteraros bien de si hay plazas o lista de espera y cuáles son las condiciones de ingreso. Público, concertado, privado…

Después de ordenar tus prioridades, pregúntate cómo es tu hijo, ¿Cuáles son sus aptitudes?, ¿qué necesitaría para sentirse cómodo?, cada niño es distinto. Por ejemplo, si un niño es muy tímido y muy apegado a la familia, puede sentirse fuera de lugar en un colegio gigantesco y agradecerá que lo lleves a un sitio pequeño, con una sola clase por curso y pocos niños por aula. Si su pasión es la música, habrá que sopesar qué peso tiene esta asignatura en cada centro.

Habrá que tener en cuenta la disponibilidad de profesores de apoyo. Nos pueden ayudar en caso de que el niño tenga problemas de aprendizaje o si necesita algún refuerzo. El número de niños por aula, suele oscilar entre 20 y 30 e influirá en el grado de atención que pueda facilitarles el maestro.

No solo cuenta cómo es vuestro hijo. ¿Como sois vosotros y vuestra familia?¿Cuales son vuestras creencias y estilo de vida? ¿Sois religiosos o perdidamente ateos? ¿Liberales o conservadores?

Evaluad lo fácil o difícil que puede ser tener tutorías o comunicarse con los profesores si surge cualquier duda o conflicto. Hay quien considera muy importante la cercanía y el fácil acceso de los padres al cuerpo directivo y a los profesores.

Debe interesaros el proyecto educativo. O el conjunto de líneas de acción y métodos que seguirán a la hora de educar a vuestro hijo. Y, por supuesto, que su sistema de valores no entre en contradicción con vuestras creencias.

Interesaros de qué grado de implicación tienen los padres en los centros. Igual que hay escuelas donde están encantados de que las familias participen y tienen un AMPA sólida y que se hace escuchar, en otros las familias no tienen mucho que decir…

Cuál es la oferta en idiomas. Los idiomas suelen presentar un gran atractivo también para muchos padres.

Analizad los detalles prácticos: comedor, transporte, uniforme… Ya hemos visto que el precio es un aspecto fundamental en el caso de los centros privados y concertados. Pero, ¿se adecúa a lo que ofrece la escuela?. Tendremos que revisar cómo funciona el comedor (¿cuánto cuesta?, ¿está subvencionado?, ¿es comida de cátering o hecha en el colegio?, ¿tienen menús especiales para niños con alergias o intolerancias?). No nos olvidemos de los horarios, deben encajar con los nuestros, hay escuelas que permiten dejar al niño a partir de las 7.30 de la mañana, y si salimos después de que termine el horario lectivo, necesitamos que ofrezca más actividades extraescolares para que el niño esté atendido. También podemos echarles un vistazo para ver si podrían “enganchar” a nuestro hijo como karate, fútbol, danza teatro…

Otro punto práctico es el del transporte escolar: tendremos que valorar si lo necesitamos, si existe y si tiene un precio razonable.

Y el uniforme (obligatorio en algunos privados), que a muchos padres les pueda resultar más cómodo.

No nos olvidaremos el espacio físico, las instalaciones y el entorno. La impresión estética que causa un colegio al entrar no es ninguna tontería. No es lo mismo que haya zona verde, árboles, espacio, patios de arena, que a veces patios que limitan mucho el juego.

Esperamos haber intentado esclarecer algunas de las tantas dudas que os surgen a la hora de encontrar una escuela para vuestro hijo.

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>